Ejercicio 2: Sanar relaciones de pareja anteriores Copy

Lección
Materiales

Las relaciones de pareja representan uno de los ámbitos más complicados para los seres humanos. En ellas se pone en juego nuestra vulnerabilidad y, muchas veces, aún sin mala intención por ninguna de las dos partes, la relación se acaba y terminamos heridos.

Si queremos disfrutar de relaciones de pareja plenas y sanas es preciso hacer un buen cierre de relaciones anteriores. Y esta es una tarea que no siempre nos resulta fácil.

En este segundo ejercicio, vamos a trabajar para sanar las relaciones de pareja que ya han finalizado y que, probablemente, no le hemos dado el lugar que les corresponde en nuestro corazón.

Prepara un lugar tranquilo en el que puedas estar sin distracciones durante algún tiempo. Puedes prender una vela, encender un incienso, poner algún aceite esencial, música suave…. en definitiva, prepara un ambiento bonito y acogedor en el que te sientas cómodo y confiado.

En una hoja en blanco escribe, en una columna, el nombre de todas las personas con las que has mantenido una relación de pareja en el pasado. Al lado, en otra columna, escribe todo lo que le agradeces a esa persona. Este paso es muy importante, incluso aunque haya enfado o resentimiento, seguro que hay muchas cosas que agradecer a esa persona que compartió contigo un tiempo de tu vida y es sanador para tí reconocerlas. Por último, en otra columna escribe todo aquello por lo que sientas que debes pedirle perdón a esa persona. Igual que antes, seguro que hay muchas cosas que, aún sin mala intención, pudiste haber hecho mejor dentro de la relación y es importante que lo reconozcas.

Una vez que hayas hecho este trabajo, en la pestaña materiales tienes un audio de sanación de relaciones de pareja anteriores. Es una visualización guiada que deberás realizar con el papel en la mano y en la que deberás pronunciar unas frases sanadoras.

Es un ejercicio sencillo y muy poderoso que deberás repetir durante 9 días seguidos. Si algún día no pudieras realizarlo, no te preocupes, continúa al día siguiente. Eso sí, es importante que, en total, sean 9 días los que realizas la visualización.

Durante la sanación es importante que estés relajado y confíes en el proceso. No sólo estás sanando tú sino que estás ayudando a sanar a tu sistema familiar. Confía en que hay una inteligencia superior que nos sostiene y nos guía en cada proceso, aunque no podamos comprenderlo.

Una vez que termines los 9 días, quema el papel que escribiste al comienzo del ejercicio. Mientras lo haces, imagina a todas esas personas que formaron parte de tu pasado delante tuya. Conforme se va quemando el papel esas personas se van haciendo pequeñitas y van introduciéndose, poco a poco, en tu corazón. Ahí tendrán un lugar para siempre, porque tu vida y tu historia están, indisolublemente, ligadas a las suyas. Ahora, no obstante, se han limpiado las memorias tóxicas que os impedían, a unos y a otros, seguir con vuestras vidas libres de cargas anteriores. Cuanto termines, entierra las cenizas en tierra, en un lugar significativo para tí.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad